El operativo fue llevado adelante por la  Prefectura Naval Argentina la cual secuestró la mercadería a la altura del kilómetro 1.148 del río Uruguay.

Mediante un patrullaje por la zona ribereña que realizaba el personal de la Institución, detectó un grupo de personas que manipulaba bultos en la costa.

Por esto, los efectivos se dirigieron inmediatamente al lugar donde pudieron localizar a uno de los sospechosos rodeado de bolsas.

Mediante las labores de rigor efectuadas por el personal de Prefectura, se constató 167 bultos con 8.350 kilos de maíz que pretendían ser exportados sin pasar por los controles aduaneros.

Prefectura secuestró el cargamento y dejó la mercadería a disposición de la Dirección General de Aduanas de Oberá.