Los denunciantes relataron que sufrieron un robo durante el mes de mayo, en ese hecho, un desconocido ingresó a sus domicilios, sustrajo armas de fuego, dinero, un teléfono celular y un reloj pulsera. Luego de la denuncia, los efectivos policiales comenzaron con las investigaciones.

A partir de una serie de averiguaciones y con fragmentos de las cámaras de seguridad de las casa robadas, los investigadores establecieron el perfil del sospechoso.

De esta manera llegaron hasta un domicilio ubicado en una serie de alquileres de monoblock, que está a unos 200 metros de lo ocurrido, donde se entrevistaron con una mujer que al enterarse de lo sucedido, entregó dos pistolas marca Bersa de 9 y 22mm con quince proyectiles, un reloj de malla, la suma de 15 mil pesos, además la ropa que usó el hombre cuando llevaba a cabo el ilícito.

Además esta mujer también aportó información de donde podría encontrarse el sospechoso.

Con estos, los investigadores se dirigieron hasta un secadero de yerba en las afueras del pueblo, situado a unos 6 kilómetros sobre la Ruta Nacional 14, donde ubicaron al sujeto y lo arrestaron. En su poder incautaron un teléfono celular similar al denunciado por una de las damnificadas y más de 5 mil pesos.

El detenido quedó detenido en sede policial y puesto a disposición de la Justicia. En tanto, los objetos secuestrados una vez concluidas las actuaciones legales, serán restituidos a sus propietarios.