La Comisión Directiva de la Cámara Regional de Industria, Producción y Comercio de Oberá (CRIPCO), manifestó preocupación ante la posibilidad de que la ciudad se quede afuera de la zona impositiva diferencial, que el gobierno de la provincia gestiona ante la Nación.

Los directivos se hicieron eco de algunos trascendidos periodísticos donde se planteó que solo cuatro localidades de la provincia conseguirían ese beneficio, que implicaría la quita de impuestos nacionales.

"Al momento de respaldar el proyecto aludido, que fuera presentado por el doctor Herrera Ahuad al Presidente de la Nación a fines de agosto, se dejó perfectamente aclarado que las entidades empresarias solicitaban la aplicación de medidas que beneficien integralmente a todas las localidades del territorio misionero, puesto que de aplicarse en la manera que aparentemente se haría, generaría profundas asimetrías internas que agravarán la situación de los municipios no alcanzados por las exenciones a implementarse", expresaron en un comunicado publicado por Meridiano 55.

En ese sentido, los dirigentes mercantiles manifestaron que no están de acuerdo con medidas que no sean comunes para las localidades de Misiones.

"Elevamos los reclamos correspondientes ante las autoridades pertinentes, dado que consideramos que estas situaciones en lugar de brindar soluciones de fondo a la situación de crisis existente, generarán profundas conflictividades entre los municipios del territorio provincial", señalaron.