Los adultos mayores deberán presentar una declaración jurada.


Los natatorios de la ciudad de Oberá podrían reabrir la semana que viene tras la habilitación del protocolo provincial.

Los propietarios de Neptuno Centro de Actividades Acuáticas y Academia Acuática Tiempo Libre, elaboraron un protocolo junto a las autoridades locales y finalmente fueron autorizados para volver al trabajo.

“En el transcurso de la semana recibiremos la inspección y certificación para habilitar las actividades acuáticas controladas. Si Dios quiere, reiniciamos el próximo martes 13 de octubre”, confirmó Gustavo Lingenfelder, propietario de Neptuno.

Las clases de natación, rehabilitación y gimnasia en el agua, entre otras estarán destinadas a la población de 12 a 60 años. Las modificaciones que realizó la comuna respecto al protocolo provincial, es la posibilidad de usar el vestuario dos a la vez. Además, por las dimensiones de la pileta, sólo pueden estar 12 personas por turno.

Para las clases deben presentar certificado médico apto para la actividad física y los adultos mayores deberán presentar una declaración jurada. Serán sesiones de 45 minutos y deberán llegar con las mallas puestas, al finalizar tendrán un mínimo de tiempo dentro del vestuario para cambiarse.


En esta nota:

Titulares Oberá Pileta


Comentarios