En Campo Ramón, una mujer habría sido herida de manera accidental por su hijo de 19 años. La mujer recibió una lesión en la cadera, por lo que fue trasladada al SAMIC de Oberá.

Los efectivos establecieron que el disparo habría sido efectuado presumiblemente de manera accidental por el hijo de la víctima, un joven de 19 años, con un aire comprimido reacondicionado para disparar proyectiles calibre 22.

Mediante un rastrillaje realizado en inmediaciones del domicilio de la mujer, los uniformados encontraron el arma que fue incautado. La Policía continúa trabajando a los fines de determinar los pormenores del hecho y esclarecerlo totalmente.