La ONG Techo comunicó la decisión de finalizar el trabajo en la ciudad de Oberá, donde comenzó con su tarea en 2011 y desde esa fecha trabajó en cuatro barrios populares, construyó 248 viviendas de emergencia y ejecutó 31 proyectos comunitarios entre los que se destacan la construcción de un salón comunitario de emergencia y mejoramiento de alumbrado público.

En el marco de un proyecto interno de la organización, se analizaron las ciudades con mayor vulnerabilidad territorial, las que presentan mayores oportunidades de voluntariado y sustentabilidad y en las que se pueda planificar el trabajo a largo plazo.

Como resultado final, se realizó una priorización de lugares a nivel nacional con el objeto de continuar la tarea en los territorios donde Techo pueda impactar más con su modelo de trabajo en un escenario de recursos escasos.

"Tomamos esta decisión con convicción y dolor, el trabajo construido en la sede nos enriqueció e hizo crecer mucho como organización. Sin dudas transformó la vida de miles de voluntarios/as que formaron parte del equipo, nos permitió compartir y desarrollar cientos de proyectos, charlas y debates con los vecinos/as de los barrios populares y nos dejó incontables aprendizajes. Todo ese camino compartido es y fue un tremendo aporte a la construcción de una sociedad más justa, igualitaria, integrada y sin pobreza", afirmó Francisco Ferrario, Director General de Regiones de TECHO Argentina.