Desde Capital del Monte afirmaron que recibieron los subsidios adeudados y pudieron abonar lo que debía.


La empresa Capital del Monte, que monopoliza el servicio urbano de transportes en Oberá, abonó los salarios que adeudaba a sus choferes y los trabajadores levantaron el paro que dejó sin servicio a la ciudad el jueves.

“Los subsidios que llegan de Nación, de los meses de junio julio y agosto nos adeudaban y por eso no podíamos pagar, nos acreditaron el efectivo y ya se está pagando”, dijo Gabriel Kubski, uno de los propietarios de la empresa en Meridiano 55.

El empresario afirmó además que, por las restricciones para circular, hay unos 30 choferes que deben recibir sus salarios a pesar de que no tienen una línea ocupada.

Una vez registrado el pago, los choferes volvieron a ocupar sus lugares en las líneas habilitadas para funcionar en tiempos de pandemia




Comentarios