En el marco de la reunión de Comisión de Peticiones, Poderes y Legislación del Concejo Deliberante de Oberá, los miembros de la comisión directiva de la Asociación de Empleados de Comercio de Oberá (AECO) y de la Cámara Regional de Industria Producción y Comercio (CRIPCO), se encontraron con los ediles para dialogar sobre el pedido del gremio para el cierre los domingos de los comercios no esenciales en la ciudad.

"Es un tema que lo establecen las leyes nacionales de contrato de trabajo, por lo tanto lo que hay que cuidar es no ir en contra de esas normas de nacionales y sobre todo no prohibir. La verdad es que no estamos en un momento en que, por la situación que estamos viviendo que es excepcional, de establecer alguna norma que involucre esto de forma permanente. Lo más importante es lograr un consenso en este tema y no limitar para que después no tengamos cuestionamientos o reclamos por discriminación o por otros temas", manifestó el presidente de la CRIPCO, Carlos Mielniczuk.

En tanto desde AECO, el secretario de Asuntos Laborales, Ramón Diello, indicó que la reunión fue muy positiva por poder exponer cada parte su posición y razones.

"Creo que todos tenemos nuestras razones, nuestra visión al respecto. No es fácil concordar con la parte patronal en las cuestiones laborales cuando afectan intereses económicos. El sindicato no viene por esa cuestión, sino que la solicitud es por una cuestión solidaria con esas familias que en otras épocas o fuera de época de pandemia, tienen que trabajar los domingos y tienen que estar disgregadas las familias. Nosotros estamos bregando por la unidad de la familia del trabajador mercantil, siempre dentro de las posibilidades. No tratamos de coartar la libertad de trabajo, ni la libertad de vender, pero si hemos podido comprobar que estos supermercados pueden cerrar los domingos, porque hace cuatro meses que no abren esos días y todos vivimos perfectamente", expresó el gremialista.