La familia lo buscaba desde hace días y recién hoy detectaron donde se encontraba.


Los Bomberos Voluntarios de Oberá, rescataron a un perro que se había caído en un pozo de 20 metros de profundidad hace una semana. El hecho sucedió en un predio del barrio 53 Viviendas.

El animal era buscado por sus propietarios desde hace una semana, y este mediodía detectaron en donde se encontraba ya que lograron escuchar sus ladridos. Inmediatamente dieron aviso a los efectivos del cuartel, por lo que dos dotaciones se dirigieron al lugar.

Al llegar, los efectivos escucharon los gritos desesperados del perro, que aparentemente estaba lastimado. Con sogas sujetados a una estructura que armaron sobre el borde el pozo, uno de los bomberos descendió y rescató al animal.




Comentarios