Cuando fue a retirar el rodado al corralón, no había nadie más que el efectivo que le ofreció un encuentro sexual a cambio de la devolución del rodado y borrado de la multa.


El viernes por la mañana durante un control de rutina efectuado por la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Alem, un inspector secuestró la motocicleta de la joven debido a una infracción. Posteriormente en la sede del corralón municipal el inspector habría ofrecido devolverle la motocicleta a cambio de favores sexuales.

Sobre las 8 de la mañana en la calle Entre Ríos, agentes del control advirtieron de una maniobra prohibida de giro de “U” realizado por la joven, que conducía una motocicleta de 110cc. Los efectivos la orientaron hacia un costado de la calzada para exigirle la documentación y labrar el acta de infracción pertinente.

Posteriormente el inspector le informó que el motovehículo quedaría alojado en el corralón municipal hasta que se dispusiera el proceder, y le dijo que se dirigiera a este lugar para ver como solucionar la situación

Más tarde, la dueña de la moto se presentó en el corralón, en donde no había nadie más que el efectivo, según la denuncia. En este contexto, le comunicó a la joven que había una manera rápida de resolver la cuestión, y le ofreció tener un encuentro sexual a cambio de la devolución del rodado y borrado de la multa.

Luego de repetidas insistencias, la mujer se retiró del lugar y habló de lo ocurrido con sus amigas y madre. Juntas, se dirigieron a la comisaría local para realizar la denuncia efectiva del episodio. La causa quedó a disposición del Juzgado de Instrucción 5 de Leandro N. Alem de la jueza Selva Raquel Zuetta.




Comentarios