En la mañana de este lunes, un hombre de Neuquén se encadenó en el Juzgado de Familia de la provincia con el objetivo de que la Justicia se haga cargo de la situación que vive con la madre de su hijo. El neuquino asegura que hace dos meses que no ve al pequeño de cinco años porque la mujer se lo impide.

//Mirá también: Un hombre quiso romper un monumento de Néstor Kirchner con una camioneta en Neuquén

“Todo comenzó cuando decidí separarme de la madre. La jueza que interviene en el caso dictaminó un régimen de visita, pero ahora hace dos meses que no lo veo”, comentó el joven de 29 años en diálogo con LM Neuquén.

Patricio, el papá del nene de cinco años comentó que la relación con su expareja es tan mala que hasta la abuela de él ha recibido denuncias por parte de ella: “Incluso a mi abuela, que es un amor, la denunciaron. Todo para que no los dejaran intervenir o hacer de intermediarios”.

En el transcurso de la mañana en la que el joven estuvo encadenado, la jueza se acercó y le pidió que ingresara para hablar sobre su caso. El objetivo de la magistrada era que ambas partes cumplan con lo establecido y se pueda llevar a cabo una visita sin inconvenientes.

Sin embargo, Patricio confirmó: “Ella sólo me dijo que podíamos modificar los horarios y organizó el encuentro, pero yo tengo que seguir luchando por mis derechos como padre y por los de mi hijo. Lo único que pido es que se cumpla con el régimen, quiero pasar tiempo con él y ser parte de su vida”, concluyó.