Durante la tarde del domingo la localidad neuquina de Senillosa se volvió viral por un insólito accidente: un coche fúnebre perdió el ataúd y el cuerpo quedó a la vista en plena Ruta 22.

//Mirá también: Profanaron una tumba y jugaron con los restos del cadáver

El clima “primaveral” hizo que la zona en la que ocurrió el insólito episodio está más transitado de lo normal y todas estas personas fueron testigos del accidente que ocurrió a las 13.30 horas cuando el cuerpo era trasladado desde la ciudad de Plottier a Picún Leufú.

Accidente dejó un ataúd en plena Ruta 22.Twitter

Desde la Cooperativa de Servicios Públicos de Plottier señalaron que este episodios se produjo por el deterioro de la calzada que lleva años “con desvíos y trabajos” que no terminan más, según detalla LMNeuquén.

Dado al estado del camino y un badén, el propio ataúd provocó que se desprendiera y el peso hizo que se abrieran la puerta neumática de la ambulancia”, señalaron desde la Cooperativa, quién era la encargada del traslado del féretro.

Al mismo tiempo señalaron que en “más de 6 años de servicio jamás pasó por algo como esto”, y se mostraron apenados por la familia del fallecido y los trabajadores. Además detalló que por el protocolo de coronavirus, todos los cuerpos “se envuelven en nylon y se toman recaudos para evitar cualquier problema”.