Daniel Porro, un enfermero neuquino que enfrentaba a la pandemia en primera fila murió de un paro cardíaco, su familia asegura que no logró superar el linchamiento que sufrió por parte de los vecinos en junio del 2020 por contraer COVID-19. Para recordarlo, su padre comparte videos del hombre cantando.

//Mirá también: Se encadenó en un Juzgado de Neuquén para volver a ver a hijo: “Yo también tengo derecho”

Si bien la muerte se produjo el 4 de julio, recién ahora su familia habla del tema y el padre de Daniel comparte los videos que su hijo grabó a un mes de su partida, detalla LMNeuquén.

A pesar de que el enfermero respetó el aislamiento y se cuidó, los vecinos le exigían que se vaya del barrio, le prendieron fuego la casa y le robaron el auto. Además tuvo que cambiar de lugar de trabajo y todo esto alteró su día a día, a tal punto que afectó su salud.

Así había quedado Daniel Porro después de la golpiza de sus vecinos.

Él nunca se pudo recuperar”, aseguró su padre Miguel y detalló que le costaba mucho dormir: “Desde aquel día, él no pudo volver a dormir bien. Trabajaba durante el día y a la noche se acostaba pero no podía conciliar el sueño. Sufrió mucho e iba a laburar casi sin dormir”.

//Mirá también: Un coche fúnebre perdió un ataúd y el cuerpo quedó a la vista en plena Ruta 22

El cuerpo de Daniel soportó “un año así”, pero el 4 de julio uno de sus hermanos lo encontró muerto en la cama producto de un paro cardíaco.

A poco mas de un mes, Miguel pide que nadie se olvide de su hijo, de su trabajo y de su sufrimiento; para ello lo muestra cantándole a “su” Neuquén y Río Negro, pidiendo al pueblo que se una y sea solidario.