En la mañana de este martes se dio a conocer que una joven de 19 años fue violada el domingo a la madrugada en una plaza del barrio Urbanización Bosch, Neuquén. En su denuncia, la joven reveló que el abusador fue un amigo suyo dos años mayor.

El hecho sucedió entre las calles María Elena Walsh y Virgilio Amarante, donde los jóvenes habían acordado para verse y ponerse al tanto. Sin embargo, el encuentro no fue como ella lo había pensado, sino más bien todo lo contrario.

Según consta en la denuncia que realizó la víctima, el acusado quiso mantener relaciones sexuales con ella y ante su negativa reaccionó con una violencia extrema. El joven la inmovilizó, la violó y después le advirtió que la iba a matar si hablaba de lo que había pasado.

Sin embargo, la fortaleza de la joven fueron por encima del temor y fue a la Policía como debía. La investigación quedó a cargo del fiscal de Delitos Sexuales, Ignacio Islas. Entre las primeras medidas dispuestas por el funcionario para esclarecer el caso, se realizaron cuatro allanamientos para dar con el acusado, que se encontraba escondido en la casa de su madre.

Por su parte, también en el marco de la causa, le realizaron las pericias médicas a la joven que constataron en la víctima lesiones de abuso y por forcejeo, se imputó al agresor por el delito de abuso sexual con acceso carnal .

El delincuente quedó detenido con prisión preventiva por el término de seis meses.