El número de ocupación volvió a crecer con los nuevos contagios de coronavirus en la provincia.


La escasez de personal de salud para atender pacientes que requieran cuidados intensivos es uno de los factores que preocupa al sistema sanitario de Neuquén. El porcentaje de ocupacion llegaba al 71% este martes, pero desde las clínicas privadas advierten que hay unidades que no podrán habilitarse por falta de trabajadores.

En la provincia de Neuquén hay 155 camas de cuidados críticos distribuidas entre el sistema público y el subsector privado y capacidad para sumar otras 35, según la información oficial. Desde que comenzó la pandemia se sumaron 52 unidades, sin embargo, no alcanza con mirar el número de respiradores sino de terapistas.

El trabajo que se está haciendo desde febrero hace que los equipos estén cansados, haya agotamiento y se necesiten recambios en los planteles. Se requiere un compromiso de toda la sociedad”.

Andrea Echauri, subsecretaria de Salud de Neuquén.

Terapia intensiva (AP Photo/Natacha Pisarenko)

El director del Policlínico Neuquén, Humberto Lorandi, detalló ayer que la ocupación está al 100% con pacientes y que, si bien tienen la posibilidad de habilitar otras seis camas “no hay personal”. “Ese es el gran problema ahora. El personal está sobrecargado, tenemos bajas y hay enfermeros que se han ido a otros lugares”, planteó.

La clínica dispone de 22 camas, pero las que hoy pueden funcionar son 18 y todas permanecían este martes ocupadas. Lorandi indicó que se está analizando “seriamente implementar la dedicación exclusiva, que es la única manera de poder trabajar”.

El director de la clínica Pasteur, Juan Peláez, advirtió una situación similar. Si bien señaló esta semana que aún tenían disponibilidad de camas de cuidados críticos, alertó que “lo difícil es el recurso humano que escasea”.


En esta nota:

Salud Neuquén


Comentarios