Los detenidos incendiaron colchones y sufrieron intoxicación y quemaduras. Dentro de la unidad penitenciaria federal hay 18 agentes y un preso con coronavirus.


Este miércoles por la noche se habría desatado un motín en la cárcel de Senillosa por protestas vinculadas a los casos de coronavirus que se dieron entre el personal penitenciario y uno de los internos. Si bien aún no se brindó información oficial, lo ocurrido trascendió por la presencia de bomberos y ambulancias. Al final del hecho, unas seis personas habrían sido hospitalizadas.

Serían al menos cuatro los agentes heridos y dos los internos. Se confirmó que estos fueron trasladados al hospital local, al de Plottier y al Castro Rendón, en la capital neuquina. Desde el centro de salud de la capital neuquina confirmaron el ingreso de un hombre de 26 años con quemaduras de gravedad.

La cárcel de Senillosa. Foto Juan Thomes

El conflicto comenzó por una protesta de los internos, que reclaman que se garanticen los protocolos sanitarios dado que la semana pasada se conoció el primer caso de un penitenciario. Hasta ahora son 18 los positivos y otros 38 esperan los resultados. Se cree que uno de ellos habría contagiado a uno de los internos, que también dio positivo y por el que hay otros 22 en aislamiento.

La unidad penitenciaria federal de Senillosa tiene 475 internos, con espacio para 550. Si bien el hacinamiento que se supo vivir dentro de las instalaciones fue superado, el inicio de contagios se da en un grupo que se encuentra en un contexto de encierro, lo cual es una situación epidemiológica preocupante por la rápida transmisión que podría ocurrir.




Comentarios