Estos no cuentan con pulseras electrónicas para controlar que los condenados no salgan de sus casas.


En medio de la pandemia por coronavirus, aumenta el otorgamiento de prisiones domiciliarias, por encontrarse dentro del grupo de riesgo. Se informó que ya son 40 internos de la cárcel de Senillosa que recibieron el beneficio en las últimas semanas.

El diputado nacional por Neuquén, Francisco Sánchez, recorrió las instalaciones del penal que pertenece al Servicio Penitenciario Federal y puntualizó que “algunos de los que recibieron la domiciliaria habían sido detenidos hace muy poco tiempo”.

La cárcel de Senillosa. Foto Juan Thomes

Se informó que de las 550 plazas totales en la cárcel de Senillosa, sólo 491 están ocupadas, lo cual se descarta la premisa de hacinamiento y sobrepoblación que motivaban las recomendaciones desde la Justicia.

En relación a esto, Sanchez detalló que los internos beneficiados con prisión domiciliaria “ni siquiera habían cumplido la primera etapa de su rehabilitación, tal como lo estipula nuestro sistema penitenciario”, confesó a LMN.

En este sentido, señaló: “No había motivos para justificar su salida. Viven en muy buenas condiciones”. Con respecto a las prisiones domiciliarias otorgadas, el diputado Sanchez informó que “No contamos con las pulseras electrónicas para colocarle a todo el que sale. Y el gasto que implica tener que poner seguridad las 24 horas para asegurarse que el violador no salga de su casa, es enorme”.

El Diputado contó que dentro de la institución penitenciaria “se llevan adelante todos los protocolos de cuidado y prevención contra el coronavirus”. Los internos cuentan con una mini clínica con todos los servicios, hasta atención odontológica, rayos x, rehabilitación kinesiológica e incluso una farmacia con medicamentos gratuitos.




Comentarios