Una mujer de Centenario fue víctima del robo de su auto luego de contratar los servicios de un hombre que se hizo pasar por electricista automotor. El Peugeot 206 fue encontrado por la propia familia, desmantelado en un terreno donde el ladrón escondía las pertenencias robadas.

En diálogo con LM Neuquén, la víctima, Viviana, narró que "el viernes 28 de febrero mi auto dejó de funcionar en las afueras del local donde trabajo" y automáticamente pidió auxilio por redes sociales. Un supuesto electricista la contactó. El arreglo era simple: "Solo tenía que arreglar el burro de arranque, me lo iba a devolver ese mismo domingo". Sin embargo, el hombre dejó de responder los mensajes y contestar sus llamadas. La mujer, con ayuda de la familia, recorrió la ciudad "hasta que el domingo a la noche lo encontramos cerca de las 22 en el barrio Bella Vista".

El auto estaba desmantelado y se presume que vendió las partes. La Policía le dijo que "no podía hacer nada al respecto" y la cuestionaron por haberle dado las llaves. "Dicen que no es robo porque no entró a mi casa a sacármelo. Lo tenía que arreglar en dos días y ahora está desmantelado" lanzó indignada la mujer, que espera recuperar algunas partes.