Gabriel Nahuelcar Varela, de 27 años, participaba de un operativo en la localidad neuquina cuando recibió un disparo en la nuca.


Un policía neuquino fue asesinado de un tiro en la nuca cuando participaba de un operativo en la localidad de Cutral Có la madrugada de Año Nuevo. Tras la muerte, el gobierno provincial decretó dos días de duelo.

La víctima fue identificada como Gabriel Nahuelcar Varela, de 27 años, que junto a un compañero de la fuerza se hallaba en el barrio Peñi Trapún, tras acudir a raíz de un incendio originado en una casa.

Gabriel Nahuelcar Varela, de 27 años (web).

El superintendente de Seguridad de la policía neuquina, Miguel Ángel Riu, en diálogo con radio LU5, explicó que cuando los efectivos llegaron, recibieron piedrazos por los habitantes de la zona y como el fuego ya había sido extinguido, se retiraron del lugar.

Unos 15 minutos después, volvieron ser convocados a la zona para establecer un perímetro de seguridad debido a que los bomberos no podían terminar de de realizar sus tareas porque la gente estaba agresiva.

El hecho se produjo en Cutral Có (web).

Una vez que junto a sus compañeros lograron dispersar a las personas y se disponía a irse, Varela fue atacado por la espalda y recibió un balazo que le ingresó en la nuca.

“Cuando emprende la retirada fue agredido mortalmente”, dijo Riu, quien detalló que el policía recibió la agresión en la zona craneal, a la altura de la nuca, por lo que fue trasladado al hospital local y posteriormente derivado al Policlínico de Neuquén, donde los médicos confirmaron el deceso.

Aún no se identificaron a los responsables de la muerte (web).

Tras el crimen de Varela, la policía realizó en la zona varios allanamientos y demoró a ocho personas que declararán en la causa. El policía reveló que la mayoría quedó en libertad.

En tanto, tras conocerse el hecho, el gobernador neuquino, Omar Gutiérrez, decreto dos días de duelo en la provincia.

Omar Gutiérrez decretó dos días de duelo (web).

En el decreto, refrendado por la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo, se refiere al hecho como un “lamentable episodio que ha conmocionado a toda la ciudadanía de la Provincia del Neuquén”.

“Las circunstancias que rodearon tan irreparable deceso cobran especial dimensión por tratarse de un joven que eligió como profesión brindar un servicio público tan meritorio como es el de resguardar la seguridad de los ciudadanos neuquinos”, se expresa en los considerandos de la norma.




Comentarios