Hallaron muerto este jueves en la comisaría N°18 a Diego Tolaba, que había sido condenado a prisión perpetua por el femicidio de su expareja, Delia Aguado. Efectivos policiales revelaron que se trataría de un suicidio.

Tolaba estaba condenado a prisión perpetua (web).

Según informó el diario Río Negro, el detenido tenía 34 años, tres hijos y era oriundo de Salta. Por otra parte, se confirmó que el exintegrante de Gendarmería fue encontrado sin vida por la mañana.

Tolaba había sido juzgado por un tribunal popular luego de asesinar a su exesposa. Quien estuvo a cargo de la condena fue Carina Álvarez, jueza de Garantías que lo dispuso el pasado 29 de noviembre, aunque la pena debió ser reprogramada ya que el hombre consumió pastillas y no se presentó a la audiencia.

Relizan la autopsia al cuerpo (Florencia Salto, diario Río Negro).

Desde la fiscalía detallaron que el hombre fue visto con vida por última vez por los efectivos policiales a las cinco de la mañana, aunque dos horas después fue hallado muerto en su celda.

El hombre fue hallado sin vida por la mañana (Florencia Salto, diario Río Negro).

Miembros del cuerpo médico forense realizan la autopsia para determinar cuáles fueron las circunstancias del deceso del hombre. María Eugenia Titanti será la fiscal a cargo del caso, que también formó parte en el legajo del femicidio de Delia Aguado.