Siendo las 20:45 de la noche del jueves, se produce un llamado a la central de policía donde informa un joven que le habían sustraído desde su domicilio una motocicleta Corven 110, la misma se encontraba sin dominio colocado y que había quedado estacionada con todas las medidas de seguridad.

Inmediatamente el personal policial realiza un operativo cerrojo y se informó a todas las patrullas de las zonas, pasado unos minutos, el vehículo sustraído fue hallado, estableciéndose que originariamente la moto era de una señora a la cual su hijo de 18 años, había vendido la moto días atrás sin su consentimiento.

La mujer al saber que la misma había sido denunciada como robada fue a recuperarla y la saco del domicilio del comprador. Tras este extraño suceso, el personal de la patrulla preventiva hizo entrega del procedimiento en la Unidad Judicial logrando el secuestro del vehículo sustraído.