Una adolescente de 13 años ingresó este sábado al hospital Notti y está internada en terapia intensiva. Fue diagnosticada con botulismo alimentario y dificultad respiratoria. La joven venía derivada del Hospital Scaravelli de Tunuyán.

//Mirá también: Fallecieron dos motocilistas tras un choque en Guaymallén

Según fuentes consultadas, la menor habría consumido junto a su familia habas en escabeche eleboradas por su abuela, quien dijo que era la primera vez que realizaba esa preparación.

El alimento contaminado fue consumido por cuatro integrantes de la familia, pero solo tres resultaron afectadas. La joven fue la que más consumió. En tanto su papá y su abuela se encuentran internados en el Scaravelli, y su hermano que también probó el preparado, no presentó síntomas.

La menor es oriunda de la localidad de Cordón del Plata, en el departamento de Tupungato, según publicó El Cuco Digital.

La adolescente se encuentra internada en terapia intensiva en estado resevado y con serias dificultades para respirar. Cabe destacar que la bacteria del botulismo afecta el sistema nervioso y va generando complicaciones que llegan a paralizar el aparato respiratorio.

Según el comunicado emitido por las autoridades del Hospital Notti se destaca que “El pasado sábado 23 de octubre ingresó en nuestra institución, derivada del Hospital Scaravelli, una paciente diagnosticada por botulismo alimentario”.

Y agrega: “La paciente se encuentra actualmente internada en el Servicio de terapia intensiva, con asistencia mecánica respiratoria. Ha sido administrada la antitoxina botulínica”.

“Además, se le han administrado antibióticos, dado que se encuentra cursando una neumonía por broncoaspiración. Su estado es reservado”, concluyó.

Qué es el botulismo

En cuanto a la enfermedad diagnosticada, el botulismo, es un trastorno poco frecuente, pero grave, que se produce por las sustancias tóxicas de la bacteria llamada Clostridium botulinum.

Las tres formas comunes de esta enfermedad son: botulismo transmitido por los alimentos, las bacterias dañinas se reproducen y producen la sustancia tóxica en ambientes con poco oxígeno, como las conservas caseras; botulismo de las heridas, si las bacterias entran en una herida cortante pueden provocar una infección peligrosa que produce la sustancia tóxica y el botulismo infantil, que es la forma más común y comienza cuando las esporas de la bacteria Clostridium botulinum crecen en el tracto intestinal del bebé. Suelen sufrirlo bebés de 2 a 8 meses de edad.

Los síntomas

En el botulismo alimentario por lo general, los signos y síntomas comienzan entre 12 y 36 horas después de que la toxina ingresa al cuerpo. Y las manifestaciones pueden ser dificultad para tragar o hablar, boca seca, debilidad facial en ambos lados del rostro, visión borrosa o doble, caída de los párpados, problemas para respirar, náuseas, vómitos y calambres abdominales, parálisis.

En cuanto al botulismo por herida los signos y síntomas aparecen alrededor de 10 días después de que la sustancia tóxica haya ingresado al cuerpo. Entre los principales síntomas aparecen dificultad para tragar o hablar, debilidad facial en ambos lados de la cara, visión borrosa o doble, párpados caídos, dificultad para respirar, parálisis, la herida puede o no mostrarse roja e inflamada.

El botulismo infantil está relacionado con los alimentos, como la miel, los problemas generalmente comienzan dentro de las 18 a 36 horas después de que la toxina ingresa al cuerpo del bebé. Los incluyen estreñimiento, que suele ser el primer signo, movimientos flojos debido a la debilidad muscular y problemas para controlar la cabeza, llanto débil, irritabilidad, babeo, párpados caídos, cansancio, dificultad para succionar o alimentarse, parálisis.

Todos los tipos de botulismo pueden ser mortales y son considerados emergencias médicas.

//Mirá también: Una mujer fue secuestrada y abusada sexualmente durante dos semanas en Las Heras

La prevención

A la hora de elaborar conservas de alimentos es importante realizar técnicas adecuadas para favorecer la destrucción de los gérmenes que causan botulismo. Algunos puntos a tener en cuenta son:

Cocinar esos alimentos a presión, a 121 °C entre 20 y 100 minutos, según el alimento.

Considerar hervir estos alimentos durante 10 minutos antes de servirlos.

Preparar y conservar los alimentos de forma segura.

No consumir alimentos en conserva si el envase está hinchado o si tiene un olor desagradable. Sin embargo, el sabor y el olor no siempre revelan la presencia de la bacteria. Algunas cepas no hacen que la comida huela mal o tenga un sabor extraño.

Evitar conservar infusiones de aceite con ajo o con hierbas en la heladera.

En cuanto al botulismo infantil para reducir el riesgo, los especialistas recomiendan no darles miel a los niños menores de 1 año.