Las redes sociales son un buen lugar para tratar todo tipo de temas, hasta los más tabúes. Una ginecóloga decidió aprovechar la plataforma virtual para concientizar sobre la salud femenina en Instagram.

Doctora Ana Oronel es la ginecóloga, mendocina por adopción, que tomó la determinación de hacer que ciertas patologías femeninas sean visualizadas, viralizando contenido por Instagram.

Ana, la ginecologa por vocación

Ana estudió medicina en Buenos Aires y terminó su residencia en Mendoza. Fue lo que hizo comenzar su historia en la provincia, convirtiéndose en una mendocina por adopción.

Es especialista en tracto genital femenino inferior y colposcopía, dedicada particularmente a la vulva, vagina, cuello de útero y el ano. “Me empecé en interesar por esa rama de la ginecología”, comentó Ana a Vía Mendoza.

Ana se especializa en la mujer y se preocupa para que se pueda sentir plena en todos sus sentidos, inclusive los sexuales. Foto: Gentileza

Cuando terminó sus estudios decidió trasladarse permanentemente a Mendoza, tomando el cargo de la Casa de Salud de la Mujer, que es la entidad de patologías femeninas en la provincia. Además, tiene su propio consultorio privado, por lo que tiene muchas pacientes, tanto con obra social como sin.

Planeta Gineco

La realidad es que todo lo que respecta a la salud femenina está poco hablado o genera vergüenza, por lo que Ana decidió aportar para cambiar la situación.

“Siempre me pasó en el consultorio encontré mucha falencia al hablar de patologías referidas a la sexualidad en sí, a todo lo que respecta de la parte intima de la mujer”, expresó Ana.

Esto la impulsó a crear una cuenta dedicada a la ginecología y de esos datos “tabúes” sobre la mujer. De esa manera nació Planeta Gineco.

“Empecé a tratar de buscar temas que le interesaran a las mujeres o cosas que me habían preguntado antes”, detalló, agregando que intentaba hacerlo de manera clara para que todas pudiesen entender.

Ana desea poder exponer los temas virtualmente para que las mujeres puedan sentirse acompañadas en cuanto a su salud femenina. Foto: Gentileza

Gracias al mundo virtual y unas amigas, Ana quiso interiorizarse en el deseo sexual, a tal punto que está terminando un pos grado en sexualidad humana.

“Llegar a la mujer y ayudarla en este camino de apertura sobre lo que desea y siente en cuanto a su sexualidad y femeneidad es lo que quiero hacer, que realmente puedan conocerse”, expresó.

No solamente viraliza contenido, sino que su Instagram se convirtió en una vía para consultar en momentos de urgencia. Recibe muchas consultas virtuales de mujeres que se encontraron desconcertadas con sus partes intimas.

Te podría decir que en el 99% de los casos necesito verla, revisarle y hacerle un examen”, comentó Ana, agregando que tener la posibilidad de estar en la Casa de la Salud le permite atender a aquellas mujeres que le consultan virtualmente y no tienen obra social.

Si bien el tabú alrededor de la sexualidad, cuerpo y salud de la mujer sigue firme, desde su humilde lugar, Ana aporta su granito de arena para derribarlo.