Charly emprendió viaje en su 404 hace 6 años junto a Wisky y Saviola, dos perros rescatados y adoptados por el bonaerense. El joven conoció varias provincias pero uno de sus amigos caninos lo abandono en el camino.

Saviola falleció hace 4 años, pero junto a su otro compañero siguen recorriendo “Argentina con mis Perros”.

Con su auto del año ‘71 llevan un mensaje claro a la población que los ve: “No compres uno de raza, adopta uno sin casa”, tal como está escrito en el vidrío trasero del auto.

"Argentina con mis perros", el proyecto con un mensaje esperanzador está en Mendoza. Foto: Instagram Charly

El martes estuvieron por Maipú, visitaron Asociación Pempa. La única protectora de equinos que existe, hasta el momento el lugar tiene 30 caballos rescatados del maltrato.

Según indica Ana, una de las partícipes de esta organización: “La mayoría está en adopción, algunos no porque ya son muy viejitos. Buscamos familias que lo quieran como parte de su grupo”.

Estos caballos rescatados fueron partes de familias que los usaban para lucrar o como transporte de carretas.

La importancia de la difusión fue anunciar la adopción de estos animales y que la gente que quiera pueda colaborar con la ONG.

Desde Pempa cuentan que para cubrir los gastos tienen padrinos y madrinas, pero que estos no son muchas personas. La ayuda siempre sirve, más para el nuevo proyecto que quieren hacer que es cerrar los establos que solo tienen techo.

Visita a un refugio de perros con discapacidad

Este miércoles Charly y Wisky fueron a “Rueditas por la Vida”, un espacio que ayuda a perros con discapacidad motriz.

Ellos fabrican carritos con rueditas para que los que no pueden usar sus patas puedan movilizarse, no las venden sino que las prestan y luego las tienen que devolver. Además, cuidan y alimentan a aquellos perritos abandonados por su discapacidad.

Todos los animales que se encuentran en este lugar en Godoy Cruz están en adopción hace años. Algunos llevan en el refugio más de 3 años esperando una familia, son publicados en la página de Facebook de la organización pero nadie consulta por ellos.

Charly preguntó los nombres de cada uno de ellos y más o menos hacía cuanto estaban en el lugar. La respuesta fue arrolladora y finalizó sus historias con “Como nadie le quiere cambiar la vida” y mostrando a Pancho.