Esta semana se vivió un cambio climático intenso en Mendoza. De tener días calurosos, luego de un par de días primaverales y agradables, se paso a días con tormentas intensas.

Se espera que este sábado siga el calor, de una manera más agradable, aunque la lluvia podría llegar a bajar el sol.

De acuerdo a la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas, la jornada del sábado sería una calurosa, parcialmente nublada con tormentas aisladas hacia la noche y vientos moderados del noreste. La máxima sería de 33 grados y la mínima tocaría los 20 grados.

Según el pronóstico extendido, el domingo llegaría con sin grandes cambios de clima. “Caluroso, parcialmente nublado y vientos moderados del este” y con una máxima de 34 grados mientras que la mínima llegaría a los 21 grados.