El mundo podría ser más lindo y más sencillo si lo viéramos con los ojos de Micaela Zaidán, la joven de 23 años con Síndrome de Down, para quien no existen las barreras. Es que ella es ejemplo de superación, ya que días atrás se recibió de Guía de Turismo y continuará estudiando para obtener el título de técnica.

No es un dato menor que la mendocina alcanzó esta primera meta en sus estudios el pasado 3 de diciembre, Día Mundial de los Derechos de las Personas con Discapacidad. Y qué mejor conmemoración de una fecha tan importante, que haciendo valer su derecho a estudiar con igualdad de oportunidades.

Micaela es la primera joven con Síndrome de Down en estudiar una carrera de grado en Mendoza. La estudiante, oriunda de Maipú, cursó sus estudios en el Instituto Superior Técnico de Estudios Económicos de Cuyo (ISTEEC).

Es la menor de cinco hermanos y con el apoyo de su familia y la ayuda de sus acompañantes terapéuticas, Mica logró recibirse en la carrera que tanto la impactó. Ahora, apunta a rendir otras materias que le quedan para ser Técnica en Turismo y Hotelería.

Micaela Zaidán, la joven con Síndrome de Down que se recibió de guía de Turismo.

Micaela Zaidán cumplió su sueño de recibirse

Llegar hasta acá no le fue nada fácil tanto a Mica como a su mamá, Gladys Bayon, la mayor responsable del crecimiento de la joven, por la confianza que siempre depositó en su hija.

Es que en 2018 su nombre tomó relevancia debido a que por trabas en el PAMI, peligró la continuidad de sus estudios, ya que no le pagan a su acompañante terapéutica.

“Se nos han juntado muchas cosas en el último tiempo y ella tenía que rendir estas materias en febrero, pero en enero perdió una hermana y yo a mi hija; y no estábamos en condiciones de hacerlo”, relató con dolor Gladys.

Micaela tuvo que pelear con el PAMI para pasar a segundo año de la carrera de Turismo.

En este lapso de tiempo, también se dieron una serie de cambios en el instituto en el que ella estudia y le agregaron materias de hotelería, que antes no tenía. Aunque lejos de dejarse vencer, decidió rendirlas para llegar a su objetivo.

Le quedan las materias que rendirá el año que viene, pero con esto ya puede comenzar a trabajar”, dijo con orgullo la mamá de Mica y resaltó el trabajo de las terapeutas que están “al pie del cañón” y la acompañan en este proceso.

Luego llegó la pandemia, pero se adaptó rápido al cursado online y el uso de la computadora la ayudó porque cuando comenzó ella tenía la lectoescritura.

Ejemplo de superación para jóvenes con discapacidad

La maipucina habla inglés y portugués, idiomas que aprendió en la facultad. Esto dejó sorprendidos a los profesionales que la atendieron cuando fue a renovar el carnet de discapacidad y se lo hicieron saber a su mamá.

Micaela es una persona inquieta, según cuenta su madre, y siempre tiene algo nuevo para hacer o experimentar. “Yo la dejo que ella haga lo que le gusta”, comentó Bayon respecto a la libertad con la que se mueve su hija, siempre con el apoyo y la contención de su familia.

Micaela Zaidán, la joven con Síndrome de Down que se recibió de guía de Turismo.

Si bien Gladys admitió que siempre están los “miedos” como mamá, rescató que “uno va viendo en el andar las ganas que ella pone. Y siempre apunté a eso, que lo que ella haga sea porque le gusta y le hace bien, le hace feliz.