Esta mañana, tres delincuentes ingresaron en el domicilio de una mujer en Guaymallén, la encerraron durante más de una hora, le registraron toda la casa y se llevaron 150.000 pesos y un anillo de gran valor

Cerca de las 6.30 de la mañana la víctima, una mujer de 63 años, se encontraba limpiando la vereda de su domicilio, en Juan Gualberto Godoy en el barrio La Madera de Guaymallén. Cuando terminó entró, cerró la reja y la puerta y unos minutos después fue sorprendida, en la cocina, por tres hombres que usaban guantes de tela gruesa y barbijos.

Los ladrones que no exhibieron armas de fuego, obligaron a la mujer a tirarse al piso y la ubicaron bajo una mesa, luego le taparon la boca y la llevaron al baño. Ella les dijo que era claustrofóbica, entonces la llevaron a un estudio de la casa.

La hermana de la víctima explicó a Los Andes que “estuvieron desde las 7 hasta las 8. 10 adentro. Forzaron las cerraduras de las rejas y la puerta de entrada. Le dieron vuelta la casa. Es increíble pero revisaron hasta los tarritos de las especias buscando algo de valor”.

Pese a que la mujer no fue golpeada, cuando la sujetaron para dominarla, le lastimaron la cara y parte de la boca con el roce de los guantes y luego la encerraron.

Siempre de palabras de la hermana afirmó que “tras buscar por todas partes, encontraron los ahorros –unos 150 mil pesos- y también se llevaron un anillo de oro con una aguamarina enorme que era una joya de la familia. Estamos ordenando todo para ver qué más se llevaron”.

En un momento, “Uno de los delincuentes vio que mi hermana estaba mal y le dio un vaso de agua” y le dijo “le pedimos disculpas, no somos malos, es la situación económica”, contó la hermana de la víctima.

Finalmente la mujer cree que algo le hicieron a su perro previo al asalto ya que el animal no ladró nunca. Piensan que pudo haber sido envenenado.

Una vez que la víctima logró cortar un cable con el cual habían cerrado la puerta salió y se fue a la casa de una vecina para dar aviso a la Policía. Fuente Los Andes