Muy interesante el discurso del federalismo, pero para el bolsillo de los conductores mendocinos la realidad marca que los precios del combustible varían y la paridad a nivel regional está lejos.

En algunos departamentos de Mendoza la brecha llega a $4,50 por litro y eso sin comparar con los valores en una estación de servicio de Buenos Aires para confirmar que las diferencias subsisten a la hora de cargar el tanque de un vehículo.

El valor de los combustibles va incrementándose en forma de espiral a medidas que nos alejamos de la Ciudad de Mendoza, así lo confirma un relevamiento realizado por Sitio Andino.

Esta es una política aplicada por las principales petroleras y expendedoras desde hace tiempo y que es replicada en otras provincias. Aquellos que salen de vacaciones se encontrarán con destinos en los que los precios comparativamente serán más caros y otros, por lo contrario, más accesibles.

Tras el último ajuste del 2,9% promedio decidido por la petrolera estatal a comienzos de enero, las estaciones de Capital y alrededores: Godoy Cruz, Guaymallén, Las Heras, expenden la nafta a $70 por litro, la premium o Infinia a $80,40, por 65,10 el litro de diesel y $74,60 el de diesel premium. Pero en otros departamentos como San Martín, San Carlos o San Rafael cargar cualquiera de estos combustible implicará pagar hasta un 4% más.

Un ejemplo más claro es el siguiente, si un auto utiliza súper, en una estación sobre ruta 82 en Luján de Cuyo, le costará $70,90. No obstante, hacia el Este ese valor trepa hasta $71,20, y a 81,60 por la nafta de mayor calidad, como lo expone la pizarra de una estación de servicio sobre calle Pirovano de San martín. Camino a Lavalle, la diferencia oscila entre $1,50 y 2,50 por litro.

Camino al Valle de Uco o al Sur mendocino es incremento todavía es superior. En La Consulta la brecha por litro en relación con la Capital mendocina es de $2,60 y $3,10 respectivamente, aunque el máximo rango lo marca la diesel premium, $79,10. Algo similar ocurre al llegar a San Rafael, cualquiera sea el distrito, un operador de YPF en la esquina de Yrigoyen y 9 de Julio ostenta los mismos precios que otro en Jaime Prats.

Al salir, llenar el tanque

Desde la Asociación de Expendedores de Nafta y Afines (Amena), indicaron que “Han habido modificaciones de precios que tuvieron influencia, pero resulta difícil de explicar la diferencia actual con otras provincias”.

La realidad es que a medida que un mendocino se aleja de la provincia, empieza a notar que la mentada brecha es cada vez mayor. Todo es parte de la llamada “import parity” (paridad de importación), un criterio por el que la fijación de valores toma como punto 0 a un barril de crudo antes de ser refinado, puesto en el puerto de Buenos Aires, respecto al resto del país: si bien en la comparación Mendoza y Capital Federal el diferencial se atenuó levemente, con otras provincias es notable.

Por ejemplo, en una estación de servicio de San Luis el desembolso será entre $6 si es combustible común y hasta $12 mayor en el caso de los tipo premium, sea en el radio urbano de Villa Mercedes o en un destino turístico como Merlo. Córdoba también está varios escalones arriba: los mendocinos en tránsito por esos lares se ven obligados a gastar alrededor de 10% por encima de lo habitual, y todavía más en una localidad para vacacionar como Villa Carlos Paz.

Si el viaje toma rumbo a San Juan tal vez cargar sea menos oneroso: la diferencia con Mendoza oscila entre $5,60 (el litro de súper cuesta $75,60) y $9 (contra $83,40 por litro del mejor gasoil en la provincia vecina). Por eso, más que nunca vale ser previsor y llenar el tanque cerca de casa.

En Buenos Aires, un parámetro que siempre tomamos, también se evidencia la disparidad interprovincial, aunque no tanto como en otras épocas. Los precios difieren incluso en el mismo territorio bonaerense.

Por ejemplo, si el viajero tiene una parada obligada en Junín de Buenos Aires tendrá que erogar $76,90 por nafta súper o $88,30 por la Infinia, o hasta $85,90 si es gasoil. Pero arribado a Capital Federal se encontrará precios inferiores a los de Mendoza: una boca YPF de pleno barrio de Caballito expende la nafta súper y el diesel $0,60 más baratos ($69,40 y $64,60 respectivamente) que en el microcentro mendocino, un rango similar a los vigentes en Villa Crespo y otras zonas de CABA. Fuente Sitio Andino