La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti se transformó hoy en la primera mujer es asumir la presidencia del Partido Justicialista en Mendoza. Tras el acto la legisladora y ante los periodistas se mostró positiva al asegurar que “venimos a conducir un partido que no hablará mal de nadie” sino que al contrario, “vamos a trabajar por la Mendoza que soñamos”. Junto a ella estuvieron los intendentes Matías Stevanato de Maipú y Martín Aveiro de Tunuyán, quienes ocuparán los cargos de la vicepresidencia partidaria.

Fernández Sagasti se mostró dolida por el femicidio de la adolescente Florencia Romano, lo que motivó la suspensión del acto que tenían previsto para el sábado pasado. “Sabemos que vivimos momentos de crisis, tanto la heredada como producto de la pandemia, pero el peronismo muchas veces se ha tenido que hacer cargo de esas crisis económicas, así que para nosotros es un desafío”, marcó.

“Estas nuevas autoridades marcan también un cambio generacional en el PJ, pero no significa dejar afuera a nadie, seríamos muy tontos si no convocáramos a todos los compañeros y compañeras y a los mendocinos y mendocinas que tienen experiencia e ideas que aportar para Mendoza” expresó más adelante.

Venimos a conducir un partido que no va a hablar mal de nadie sino a proponer ideas y pensar la Mendoza que soñamos pero además trabajar para concretarla”, remarcó.

Refiriéndose al gobierno de Mendoza, que lidera Rodolfo Suárez, consideró que la ciudadanía “está cansada de las excusas que ponen los dirigentes y funcionarios para solucionar los problemas. Por ahí alguien se ofende, pero pensamos que la política tiene una gran deuda con la provincia de Mendoza”.

Para finalizar señaló que “la ciudadanía esta cansada de las excusas que ponen los dirigentes y funcionarios y la política tiene una deuda con los mendocinos. Nuestro sueño es que esa deuda la pueda saldar el Partido Justicialista, en eso vamos a trabajar”. Fuentes Los Andes y Sitio Andino