La Escuela 4-161 José Miguel Graneros organiza el décimo Concurso Provincial de Licores Artesanales en Gustavo André, Lavalle. Estudiantes, docentes y no docentes están al frente de uno de los eventos más importantes para esa zona del secano lavallino, con el que promueven el intercambio de saberes entre instituciones.

//Mirá también: Una escuela técnica rural de Lavalle trabajará en conjunto con la UNCuyo para mejorar la educación de los chicos

El certamen será el próximo 5 de noviembre desde las 9 de la mañana en Carril Moyano s/n°, del barrio La Floresta, y están invitadas a participar todas las escuelas técnicas y agrarias de la provincia.

Como cada año, las escuelas presentan sus licores y lo pueden hacer inscribiéndose en cuatro categorías: los macerados tradicionales y los no tradicionales; y los no macerados tradicionales y no tradicionales. Y luego, el jurado conformado por estudiantes universitarios realiza un análisis sensorial desde diferentes perspectivas.

X Concurso Provincial de Licores.

Normalmente se inscriben entre 15 y 20 escuelas, aunque por la pandemia este año esperan una participación menor, según explicó el director de la institución, Gustavo Sánchez.

Al respecto, el directivo comentó que “fue un desafío” organizar este décimo concurso en este contexto, ya que a mediados de este año no contaban con las autorizaciones necesarias para poder hacerlo.

El año pasado tuvieron que suspender el encuentro por el avance del Covid-19, por lo que en esta oportunidad esperan poder desarrollar un evento similar al de otros años. Aunque estiman que será más acotado por la situación sanitaria y algunos inconvenientes como la escases de recursos económicos, protocolos y autorizaciones.

“Contamos con el apoyo de la Municipalidad de Lavalle, que probablemente nos otorgue algún fondo. Y por primera vez tenemos el auspicio de comerciantes de la zona, el que valoramos mucho”, expresó el director y resaltó la necesidad de sumar más apoyo económico.

Un concurso esperado por la comunidad de Gustavo André

El establecimiento educativo está ubicado al borde el oasis, por lo que está en permanente contacto con la cultura del secano lavallino.

“Es una escuela pequeña pero este concurso le otorga una visibilidad que es muy importante. No solo porque moviliza a la escuela, sino también al pueblo”, indicó Sánchez. Y resaltó que “cada vez cobra más relevancia a nivel departamental porque tiene una significación cultural muy profunda en la zona”.

X Concurso Provincial de Licores.

“A nivel de pueblo es un momento esperado y hay mucho entusiasmo local”, dijo con orgullo el director de la escuela José Miguel Graneros.

// Mira también: Orgullo provincial: la mejor etiqueta de vino en Latinoamérica es mendocina

Además, destacan que es un proyecto que también involucra a los niveles superiores porque el jurado que evalúa los licores son estudiantes avanzados de la UTN, de la Facultad de Ciencias Agrarias y de Don Bosco.

Incluso, lo consideran relevante porque “desde lo pedagógico implica un despliegue de capacidades y aprendizajes de parte de los chicos. Como así también en la relación docente-estudiante”, resaltó la coordinadora pedagógica de primer año, Jimena Torres.

Además, destacó que los jóvenes están totalmente abocados a la organización desde la elaboración de las planillas, la elección del jurado y el armado de los stand, entre otras tareas.