La Unidad Investigativa de Las Heras de la Policía de Mendoza detuvo en la tarde de este martes al presunto ladrón que tenía pedido de captura nacional porque habría participado de un asalto en la que su cómplice fue baleado por un comerciante que se resistió a un robo en San Rafael.

//Mirá también: Desactivaron tres fiestas clandestinas en el Gran Mendoza

A fines de la semana pasada la fiscalía del departamento del sur mendocino había solicitado la difusión mediática de la imagen de Leandro Jesús Anfuso, de 25 años de edad, oriundo de Buenos Aires y radicado en el Sur desde hace un tiempo.

Anfuso junto con Ángel Cáceres de 22 años están sospechados de entrar a robar a un negocio ubicado en Maza y Pichincha, de Pueblo Diamante, en la noche del 21 de agosto pasado.

En ese lugar el propietario de un negocio sacó una pistola 9 mm y le disparó a uno de los ladrones, mientras éste le apuntaba a la cabeza a su hijo.

Ambos delincuentes escaparon disparando contra el negocio sólo con tres paquetes de chicles sustraídos y a bordo de un Peugeot 206 que luego abandonaron en la calle.

Cáceres fue arrestado luego al llegar a su casa en donde se escondió bajo una cama. La madre había llamado al 911 cuando lo vió herido en el tórax y en un brazo, por lo que terminó delantándolo con la policía. Este hombre se encuentra con prisión preventiva efectiva por el delito de robo agravado por el uso de arma de fuego apta para la ejecución de disparos, según publicó Los Andes.

En tanto Anfuso logró mentenertse prófugo hasta hoy martes, cuando fue detenido a la siesta en calle Ochoa del barrio Hualilan, del departamento de Las Heras en zona de El Challao.

La policía tenía el dato que el delincuente podía estar escondido ahí, por lo que lograron detenerlo cuando salía de una vivienda de la manzana F. Ahora Anfuso será trasladado a San Rafael y quedará a disposición del fiscal Javier Giaroli para ser imputado.

//Mirá también: Más de 50 bomberos trabajaron para combatir el fuego en varias zonas de Guaymallén

Pese a su corta edad, 25 años, Leandro Javier Anfuso ya cuenta con un frondoso prontuario, en las que se destacan antecedentes y penas cumplidas en la cárcel. En su registro aparecen condenas por portación de arma civil, resistencia a la autoridad, desobediencia, dos robos agravados por escalamiento y dos más por amenazas.

En el caso del primer detenido, Angel Omar Cáceres, al momento del asalto se encontraba con libertad condicional por una sentencia de 5 años por un robo agravado.