Luego del anuncio que realizó Conmebol, donde comunicó que la Copa América no se disputará en Argentina, Federico Chiapetta, subsecretario de Deportes de Mendoza, remarcó a Vía Mendoza: “Pesó la encuesta que decía que el 80% de la gente no quería que se jugara la Copa América en el país” y agregó: “Fue una decisión política y no sanitaria”.

//Mirá también: Copa América: Federico Chiapetta habló de Mendoza como sede en plena pandemia Covid-19

Mendoza tenía todo programado y ordenado para que se disputaran 3 partidos de la Copa América en el estadio Malvinas Argentinas: Paraguay vs. Bolivia (13 de junio), Chile vs. Bolivia (17/6) y Uruguay vs. Chile (20/6).

Para ello, llevó adelante obras de remodelación en la infraestructura y principalmente en el piso del campo de juego donde se le aplicó riego por aspersión.

“Las obras están y van a quedar, lo que sucede es que habíamos advertido que el tema de la pandemia venía mal, y no necesitábamos ser epidemiólogos para saber que en junio el sistema sanitario estaba al límite en todo el país”, remarcó Chiapetta.

Trabajos en el sistema de riego del estadio Malvinas Argentinas.Deportes Mendoz

//Mirá también: Copa América 2021: Mendoza espera la confirmación de dos partidos más

Chiapetta: “Fue una decisión tomada muy tarde”

A nivel nacional, habían anunciado que toda la Copa América se iba a desarrollar, en su totalidad, en Argentina. Este nuevo panorama, sucedieron por los problemas sociales en Colombia, que en definitiva se bajó de la organización.

“La decisión fue del Gobierno nacional y no de Conmebol” sentenció Chiapetta. “Cuando se dieron cuenta del problema político que se desataría, si se jugaba en el país, bajaron la Copa”, agregó el funcionario mendocino.

Copa América: El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, envió mensajes de “agradecimiento” al Gobierno argentino y a la AFA.redes sociales

“Esto lo debieron analizar y determinar hace dos meses atrás. Y no a último momento como ahora. Estoy de acuerdo en que no se juegue, pero esto se debió hacer hace tiempo atrás, más teniendo en en cuenta que la vacunación es lenta, y que los riesgos son muy altos en plena pandemia”.