El Gobierno de Mendoza anunció nuevas restricciones por la pandemia de coronavirus, las que el Gobernador ratificó el jueves. Entre ellas, está la restricción de circulación en todo el territorio provincial de 00.30 a 5.30, medida que afecta principalmente a un sector que trabaja de la noche como los bares, locales gastronómicos, restaurantes, como así también los albergues transitorios.

//Mirá también: Los albergues transitorios abrieron pero los clientes no se adaptan a la nueva normalidad

Si bien los hoteles alojamiento estuvieron duramente varios meses cerrados, a mediados del 2020 pudieron volver a abrir sus puertas. Con el transcurso de los meses lograron adaptarse a los protocolos, los que al principio fueron totalmente perjudiciales como las declaraciones juradas que rompían con el anonimato, el principal atractivo de estos lugares.

Esta nueva medida para terminar con las fiestas clandestinas y reducir los contagios de coronavirus perjudican en cierto punto a los “telos”. Es que muchas parejas prefieren ir de noche a los hoteles y, en algunos casos, eso ocurre a la salida de un bar o restaurante, sobre todo los jóvenes. Sin embargo, muchos decidieron retomar las promociones de pernocte que ofrecían previo a la pandemia, bajando los costos.

Promociones para atraer clientes

Para atraer a la clientela, sobre todo en esta situación, recurrieron a las promociones de pernocte en las habitaciones del albergue. La mayoría de los alojamientos ofrece pasar toda la noche en el lugar, solo abonando el precio de un turno de tres horas.

Cobramos lo que menos se puede”, dijo un empleado de Le Privé, uno de los alojamientos más antiguos de Mendoza ubicado en Guaymallén y aseguró que esta es la primera vez, en los 37 años que trabaja en esta actividad, que viven una situación así en la que casi no hay clientes.

Los turnos allí rondan los 1500 pesos y también tienen opción de pernocte, la que comienza a las 00 y finaliza a las 6 de la mañana.

//Mirá también: Los hoteles de Mendoza estarán preparados ante un colapso en los hospitales

Desde el hotel Casablanca de Guaymallén, decidieron que la promoción comience a las 23 “para darles tiempo a las personas a que lleguen por las restricciones”, comentaron a Vía Mendoza desde el lugar. El turno finaliza a las 8 de la mañana, y así se aseguran de que sus clientes respeten las medidas, pero también puedan disfrutar de pasar más horas en el lugar a un precio más accesible.

Publicidad de Casablanca.

En el caso de Love, uno de los principales albergues de Godoy Cruz, ofrecen una promoción desde las 00 hasta las 6 de la mañana. “Vení y cumplí las restricciones”, resaltaron en sus redes.

Hotel Love. Gentileza redes Love.

Uno de los primeros en hacer publicidad con las restricciones fue el motel La Luna, con “Vladimir”. “La idea fue despegar al albergue transitorio de quizás ser uno de los demonios y causantes del incremento de casos. Y demostrar que podemos seguir desempeñándonos, resignando clientela, pero podemos sumarnos a las medidas y colaborar desde nuestro lado para evitar la circulación nocturna”, explicaron desde el establecimiento.

Publicidad Vladimir, La Luna.

Estamos sufriendo más las secuelas económicas de la pandemia que el miedo de la gente a poder contagiarse en nuestros establecimientos”, explicaron desde La Luna. Ya que consideran que desde mucho tiempo antes de la pandemia, ya se manejaban con estándares de limpieza similares a los que se ocupan hoy con el COVID-19.