La empresa mendocina de energía, Emesa inició un proceso de reacondicionamiento de los pozos en Loma de la Mina y el objetivo final conseguir una empresa que opere nuevamente en la zona de forma definitiva y aumente la producción.

Loma de la Mina esta emplazada en San Rafael y tiene una capacidad de producción de 35 m3 diarios y el objetivo es llegar a 40 m3.

Mientras tanto, Emesa trabaja junto a un consorcio asociativo entre Velitec SA y Alianza Petrolera Argentina SA con el fin de llevar adelante un trabajo con inversiones de 150 millones de pesos, que incluyen movilización de equipos de torres y el incremento de la producción del área ubicada en El Sosneado.

“Esta operación va a tomar 18 meses, con el objetivo central de reactivar pozos parados en el área, crear empleos e incrementar la producción”, dijo el director de Hidrocarburos del Ministerio de Economía y Energía, Estanislao Schilardi.

Una vez que concluya ese periodo “Emesa lanzará nuevamente una licitación para seleccionar al operador definitivo”, explicó Schilardi.

La Dirección de Hidrocarburos y Emesa trabajan en las áreas energéticas de la provincia para reactivar la producción hidrocarburífera, incluso en pozos maduros, con el objetivo de sostener, invertir y solventar la transición energética de Mendoza.