A cuatro años del incendio que devastó el cerro Arco y bajo el marco del  Día Internacional de la Biodiversidad, comenzaron a plantar especies de jarilla para vovler a dotar de plantas autóctonar a la zona.

La Secretaría de Ambiente con la colaboración de voluntarios y con la contribución de las empresas Verallia y Cantera San Isidro efectuó la colocación de 250 plantas de jarilla (Larrea divaricata) en una quebrada junto al cerro.

Comenzaron a plantar jarilla en el cerro Arco para recuperar la biodiversidad. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza

Esta es la primera etapa de un plan de acción que prevé sumar unas 1.000 plantas autóctonas más, en otras áreas del cerro.

“Quiero agradecer a los voluntarios, brigadistas, a las empresas que aportaron las plantas y el territorio para colocar la flora. Y también a los organismos técnicos como el Iadiza (Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas) y el CRICYT (Centro Regional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas), por su asesoramiento para poder implementar esta restauración con un ejemplar típico de la flora nativa de este lugar. Esto es una muestra del compromiso institucional y vocacional que hay en Mendoza con la protección de la biodiversidad”, dijo el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

Comenzaron a plantar jarilla en el cerro Arco para recuperar la biodiversidad. Foto: Prensa Gobierno de Mendoza