Durante el último domingo del año el calor será el gran protagonista de la jornada junto con la probabilidad de tormentas.

Según el pronóstico de la Dirección de Contingencias Climáticas para lo que resta del día anticipa “cielo con nubosidad variable, caluroso, lluvias y tormentas aisladas, vientos moderados del noreste. Probabilidad de ocurrencia de tormentas severas”. La máxima estimada en Mendoza rondará los 34°.

El lunes se mantendrá “inestable con nubosidad variable y poco cambio de la temperatura, vientos del sudeste. La máxima puede alcanzar los 33° y la mínima 23°.

Para el martes continúa la inestabilidad con probabilidad de tormentas aisladas, vientos moderados del sudeste y nubosidad variable. Una máxima de 34° y una mínima de 22° es lo que anticipa el pronóstico.