Sin nada que lleve alivio a la familia, ni detenidos, ni pistas firmes por parte de la Justicia de Mendoza, el caso de Lucas Amarilla, asesinado el domingo 25 de julio en Las Heras, sigue impune, ante el reclamo de justicia por parte de sus padres, amigos y vecinos.

Lucas Amarilla el 9 que todos querían. Foto: Facebook

Verónica (madre de Lucas) habló con Vía Mendoza: “Sólo confío en la prensa, familiares, amigos y vecinos. Los medios de comunicación son los únicos que hicieron posible que se conociera el crimen de Lucas, después no hay nada, de nada”, remarcó destrozada anímicamente.

Lucas Amarilla tenía 21 años (cumplió años el 30 de marzo pasado), jugó en Real Mendoza, se probó en Lanús, también en Godoy Cruz, y vistió la camiseta de Deportivo Maipú.

Club Real Mendoza se expresó e su cuenta de Facebook. Foto: CRM

Aunque su actividad social iba más allá. Enseñaba gratis, hip hop junto a su hermana Micaela en el Gimnasio 7, de la Municipalidad de Las Heras.

Jugaba torneos barriales y los describieron con un futuro sin límites dentro del fútbol. Era querido por todos, principalmente por los profesores y técnicos de fútbol.

Lucas salvó a sus primos

Hasta que un hecho de violencia dejó sin vida a Lucas, sobre la 1 de la mañana, del 26 de junio, entre las calles Democracia y Libertad de Las Heras, cuando quedó en medio de un intercambio de disparos con armas de fuego entre bandas.

“Recién había salido de la casa de los hermanos, junto a sus primos. Cuando Lucas escucha los disparos, empuja a Renzo (18) para que se tire al piso, pero las balas alcanzaron a Mateo (17) quien recibe una bala en una mejilla y le sale por la nariz”, describió Verónica.

Luego, agregó: “Lucas ya había recibido los balazos y mientras la gente los ayudaba, el les decía ‘no me voy a morir, no me voy a morir’, me lo hicieron saber recién en la marcha del domingo”, fue cuando Verónica se quebró emocionalmente.

Mateo fue dado de alta y está a la espera de una intervención quirúrgica: “Lo tienen que operar pero no sabemos cuándo por que no hay anestesistas”, dijo Verónica.

Lucas Alexis Amarilla fue herido con dos disparos, uno en el cuello lateral derecho, con orificio de salida en el pómulo izquierdo y un segundo en la nuca.

En esos instante Verónica, como los vecinos, corrieron hasta el lugar y fue cuando vieron que “estaban tirando con armas sofisticadas, tenían laser. Veíamos la luz roja y muchos de los disparos no se escuchaban, creemos que tenían silenciador”, detalló.

Lucas Amarilla Foto: Facebook

Además, Verónica confirmó que pasaron varios días hasta que la policía se presentó en el lugar para hacer las pericias. Recién este martes el abogado podía ver el expediente.

Mientras siguen las marchas pidiendo justicia por Lucas, su madre remarcó: “Voy hacer todo para saber la verdad y que se haga justicia”.

Repercusiones en las redes por Lucas Amarilla

Dolor por la muerte de Lucas Amarilla. Foto: Facebook
Pedido de justicia por Lucas Amarilla. Foto: Facebook