Una secuencia por demás movida y con condimentos espectaculares tuvo lugar durante la mañana de este sábado en el departamento de Guaymallén. Todo comenzó pasadas las 9, cuando cuatro asaltantes -armados- ingresaron a la casa de una familia ubicada en calle Baigorria (Guaymallén) en el momento en que los propietarios de la vivienda dormían.

// Mirá también: Allegados de Abigail Carniel y una nueva marcha por su desaparición.

Cuando uno de los integrantes de la familia se despertó, sorprendió a los delincuentes; quienes lo golpearon en la cabeza y redujeron a toda la familia. Con todo el tiempo a su disposición, comenzaron a cargar electrodomésticos y otras pertenencias a una camioneta en que se movilizaban, y también al automóvil de la familia (que fue parte de lo sustraído). Sin embargo, uno de los hijos del matrimonio había logrado ocultarse en la planta alta de la vivienda; y fue el quien pudo dar aviso a la policía y lo que permitió que los uniformados llegaran cuanto antes al lugar.

De los 4 delincuentes, solo uno fue detenido. Y hay 4 efectivos policiales lesionados. Foto: Los Andes.Asalto y persecución. Gentileza

Persecución

Mientras estuvieron en el interior de la vivienda de las víctimas, los delincuentes se hicieron con un botín que incluyó una computadora notebook, un televisor LCD de 43″, un teléfono celular, 30.000 pesos en efectivo y el automóvil Ford Fiesta color blanco que pertenecía justamente a la familia.

Al momento de huir, los asaltantes se dividieron para irse en los dos vehículos: la camioneta Chevrolet S10 azul en la que se movilizaban ellos, y el auto de la familia.

Sin embargo, a los pocos instantes de haber abandonado la vivienda; personal policial -que había dispuesto ya un operativo en la zona- avistó a la camioneta azul; lo que dio inicio a una frenética persecución. En Dorrego y Elpidio González (también de Guaymallén), los efectivos que intervenían del operativo intentaron detener a los delincuentes.

Pero los malvivientes impactaron de frente al móvil policial -en el vehículo en el que se movilizaban-, y lograron fugarse. Minutos después, en la zona de calles Márquez y Dorrego, personal policial interceptó el auto de la familia (en el que huían los otros dos delincuentes), y en ese momento uno de los asaltantes (identificado como F. M, de 23 años) amenazó con su arma de fuego a los policías, al tiempo que intentaron fugarse (también colisionando al móvil policial). Este segundo choque originó que la patrulla se prendiera fuego.   

El joven de 23 años fue reducido y detenido, mientras que el conductor logró escaparse a pie. Junto al joven asaltante F.M., los policías lograron recuperar el TV que habían robado minutos antes.

Antecedentes

F.M. (23), el único de los cuatro delincuentes que fue detenido; contaba con distintos antecedentes delictivos relacionados con robos de vehículos, amenazas y encubrimientos.

// Mirá también: Un obrero cayó desde un techo de un tinglado y murió.

Mientras que los cuatro efectivos policiales que resultaron heridos en los choques -dos fueron colisionados en un móvil por la camioneta, y los otros dos por el auto robado- fueron asistidos por politraumatismos y golpes leves.

Detuvieron a un delincuente tras cometer un asalto

En otro episodio que también tuvo lugar en el departamento de Guaymallén, un joven de 24 años (identificado con las iniciales R.F.) fue detenido por personal policial tras haber asaltado a otro joven de la misma edad a la salida de un comercio.

Este episodio tuvo lugar durante la noche del viernes, cuando tres delincuentes sorprendieron a un joven de 24 años cuando salía de hacer unas compras en un comercio ubicado en la calle Agustín Álvarez de Rodeo de la Cruz.

Tras amenazar a la víctima, los tres delincuentes le robaron su teléfono celular, la billetera con documentación y 10.000 pesos en efectivo.

Tras aportar a efectivos policiales las características de los asaltantes, un grupo de policías que se encontraba en las inmediaciones logró dar con el mencionado R.F. Y tras ser reconocido por la víctima como uno de los delincuentes que lo había asaltado, se procedió a requisarlo. Llevaba consigo 3.450 pesos en efectivo.