El Fiat 600 fue un vehículo que dejó de fabricarse en 1982, fue insignia de la marca italiana en el mundo. Es un auto que se transformó en un culto para los coleccionistas y dejó una marca imborrable a todos los que alguna vez fueron sus usuarios.

Entre tantos modelos de autos restaurados que existen en Mendoza apareció uno que promete revolucionar todo: un Fiat 600 eléctrico.

Este proyecto fue bautizado como “Qnda” y sus creadores son Cristian Coccuci, Ignacio Coccuci, Matias Herrera, Claudio Salinas y Gustavo Coppoletta. El sitio Autoblog compartió la noticia y los detalles del vehículo.

Somos un proyecto de reciclaje, más que una empresa. Nos interesan los proyectos puntuales. “Qnda” es un término sánscrito que significa algo como “expandir” o “propagar”. Ofrecemos conversiones de vehículos convencionales a sistemas 100% eléctricos, con cero emisiones, ayudando a mitigar los efectos del cambio climático y facilitando el acceso de la electromovilidad a más personas, comercios y empresas”, comentaron y también adelantaron que ahora avanzan en la conversión de un Mini Cooper a batería.

Cuando la salió la idea, todos quedaron de acuerdo en que auto era el elegido: “El Fiat 600 fue la opción que todos queríamos. Es un símbolo cultural. Invertimos cerca de 15 mil dólares”.

El nuevo impulsor que funciona a energía eléctrica diseñado especialmente para este Fiat 600 Qnda. GentilezaGentileza

El trabajo que le hicieron al auto fue una obra maestra para el cuidado del medio ambiente: “Le quitamos todos los componentes relacionados con el motor a combustión interna. Reparamos, modificamos y restauramos el coche. Tiene una potencia equivalente a unos 60 caballos, llega a los 80 km/h y con baterías de gel de ciclo profundo tiene 45 kilómetros de autonomía. Con baterías de litio, la autonomía se podría triplicar”.

Como todo proyecto, cuando el primer prototipo sale bien se comienza con el segundo y en este caso uno de los socios puso su auto a disposición: “El próximo proyecto es un Mini Cooper, que luego de romper el motor, decidió convertirlo. Llevará un motor eléctrico de 135 kW y una batería de iones de litio de 32.6 kWh. La autonomía calculada es de entre 235 y 270 kilómetros”.

Si bien este “Fitito” ya está circulando por las calles de Mendoza, este vehículo tiene que realizar algunos trámites especiales: “En Mendoza, cada municipio reglamenta la circulación. Y, de momento, no hay prohibición explícita. No hicimos una inscripción especial y el coche está asegurado”. Fuente Los Andes