Hoy comprar un kilo de tomates redondos y cebolla para preparar la cotidiana ensalada para llevar a la mesa familiar, incluso sumar unas paltas, puede significar toda una inversión para los mendocinos durante estos días.

Estos son solo algunos ejemplos de las verduras, como así también ocurre con ciertas frutas, que se encarecieron desde enero hasta hoy entre 50 y 100 por ciento.

Esto lo confirma un relevamiento realizado por la delegación local de la Unión Frutihortícola Argentina (UFA) entre los mercados de abasto de distintos puntos de la provincia. El informe detalla, por ejemplo el tomate que a comienzos de enero costaba entre los 400 y 500 pesos, desde este semana ya cotiza hasta $1.000 el cajón, otro ejemplo fue la bolsa de cebolla que al mismo tiempo y en igual período podía encontrarse en $500, hoy llega a los $750.

Los productos más cotizados no se quedan atrás, por ejemplo la palta. Esta semana el kilo del tipo Hass, como la chilena, ya picó hasta los $720 el kilo, un 50% más que al comenzar el año, cuando había tocado un piso de $550.

Pero, aunque no parezca, durante este primer trimestre que aún tiene camino por recorrer, se registraron algunos, pocos, ejemplos de precios estables e incluso que se retrajeron, al menos levemente.

En ese aspecto, mucho tiene que ver la estacionalidad. Ocurre con la manzana, que de orillar los $2.600 el cajón durante la primera semana de enero, actualmente oscila entre los $1.300 (la verde) y $1.600 (roja), similar al comportamiento de la pera: de una franja de $2.300 a $2800 con la que inició el 2021, por estos días se puede comprar por entre $800 y $1.500.

Por su parte, el limón tipo cubo bajó ostensiblemente en el mismo período: el precio de la bolsa no supera los $1.300, prácticamente la mitad de lo que costaba en los primeros días de enero. Al contrario, la jaula de naranja para jugo hoy se expende en los mercados concentradores en $1.800, casi 15% más que hace dos meses. Fuente Sitio Andino