Fuentes judiciales informaron que “se sepultó definitivamente la maniobra de la patronal y el Ministerio de Trabajo de la Nación del ex ministro Jorge Triaca, que intentó atropellar a los trabajadores/as judiciales mendocinos y a su gremio representantivo”.

El conflicto comenzó en el año 2016 después de que el Ministerio de Trabajo dejara nulo el resultado de las elecciones tras las impugnaciones que había presentado un sector opositor a Carlos Ordóñez, ex titular del gremio y esposo de la actual conductora.

Desde ese entonces comenzaron las idas y vueltas en la justicia, incluso eso llevó a que el gobierno provincial firmara un aumento por decreto hace dos años atrás, ya que estaba cuestionada la representación del gremio.

Ahora se normalizó la situación del gremio de los empleados judiciales: “Propongo se revoque la Resolución MTESS Nro. 208/2017 y, en su mérito, se declare la validez de todo lo actuado durante el proceso electoral llevado a cabo por la asociación sindical y, en particular, los comicios celebrados el 8/6/2016”, estableció el fallo firmado por los jueces Alvaro Balestrini y Roberto Pompa.