Ocurrió el sábado por la noche, cuando el hijo del dueño estaba reunido con un grupo de amigos.


Un asalto al que las autoridades calificaron como “golpe comando”, se concretó en la noche de este sábado contra un grupo de personas que se encontraba cenando en la instalaciones del establecimiento vitivinícola Matervini, situado en calle Cobos al 2.400, de Perdriel.

Una banda de cinco malvivientes se treparon por los balcones, sorprendieron a los presentes, los redujeron, los golpearon, los cerraron en una habitación y comenzaron a saquearlos.

Las victimas entregaron celulares y bastante dinero en efectivo. Luego cargaron todos los bienes en una de las camionetas Amarok de una de las víctimas. Sin embargo, una de las víctimas se metió debajo de la cama y agarró el teléfono y le mandó un mensaje de WhatsApp a un amigo que vive en Buenos Aires. Le dijo que estaba siendo víctima de un asalto. El amigo de Buenos Aires se comunicó con la Comisaría 47 de La Carrodilla, al mismo tiempo que le dieron aviso a uno de los cuidadores de la bodega.

Cuando la Policía llegó al lugar se encuentra con la banda escapando con todas las pertenencias. Se armó un revuelo, salieron corriendo los malvivientes y no detuvieron a ninguno, aunque recuperaron parte del botín.

Uno de los sospechosos perdió la mochila donde había una receta médica a su nombre. Se trata de un hombre con bastantes antecedentes penales y es la punta del ovillo para poder llegar hasta esta banda de asaltantes.






Comentarios