Es de Mendoza y recibió su partida de nacimiento donde figura con género indefinido. Gerónimo Carolina González Devesa marca un hito en el mundo.


Gerónimo Carolina González Devesa, de 32 años, recibió su partida de nacimiento donde figura con género indefinido. En Mendoza, el viernes 2 de noviembre, Caro Gero, uno de sus tantos apodos que recibió, en su documentación figura como un ser humano con género indefinido.

Gerónimo Carolina, junto a otra persona mendocina, son los primeros casos en que se otorga esta documentación avalada por el artículo 2 de la Ley nacional de Identidad de Género. 

En su DNI aún figura de acuerdo a su inscripción de nacimiento -María Carolina González Devesa-; y en el casillero “Sexo” está consignada la F. No obstante, la flamante partida de nacimiento le permitirá obtener su nueva identificación, con su nuevo nombre y un guión que reemplazará a la F en ese campo.

“No he podido iniciar el trámite del DNI todavía, lleva tiempo. En el Registro Nacional de Personas (Renaper) están tratando de ver cómo encaran ciertos aspectos. Todavía hace falta deconstruir un montón de cosas”, remarcó a diario Los Andes. 

“Hace mucho venía con la idea de salir del binarismo. Incluso cuando me reconocí como lesbiana, estaba en disidencia en términos generales. Los géneros son construcciones sociales, y me pasaba que me enamoraba de las personas. Porque es lo que somos, personas”, aclaró quien se divorció hace tiempo luego de 3 años de matrimonio. en relación a las repercusiones mediáticas, se expresó que la sociedad aún no está preparada y “te puede tirar muy para abajo todo lo que se dice”.

“Hay mucha gente que no está preparada. Pero cuando decidí hacerlo, hablé con Eleonora (Lamm, subdirectora de Derechos Humanos de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza) y dije que estaba ‘dispueste’, y no me molestaba que explotara el tema si servía para que la información llegara”.​

Caro Gero inició el trámite el 23 de agosto: “Fui al Registro Civil y me entregaron un formulario. Donde decía ‘Género’, había un espacio para completar. Yo taché la palabra y escribí que la Ley 26.743 me avala en el artículo 2 para que no tenga que elegir ninguno de los 2″, recordó.






Comentarios