Afirman que debería aplicarse de manera preventiva y que no busca 'escrachar' a nadie.


Pablo Priore, diputado de Mendoza por el PRO, presentó un proyecto para hacerles antidoping a funcionarios públicos.  “Hay que entender que el consumo de sustancias y de bebidas en forma adictiva es una enfermedad que hay que tratarla. Y no es lo mismo que esa persona maneje un auto que si maneja dinero del Estado, o si anda por la calle a que sea un policía, ya que portan armas. Si una persona sufre una adicción desde el Estado se debe acompañar para ayudarlo a recuperarse”, explicó Priore en declaraciones a radio Estudio Cooperativa.

“Hay empresas donde la labor de la persona requiere de un nivel de precisión, el ejemplo es el petrolero donde si una persona no está bien pone en riesgo su vida, al del compañero y la del medio ambiente. Para evitar ese mal mayor, la empresa hace el control y cuando detecta lo deriva para su tratamiento. La adicción es una enfermedad y como tal debe tratarse. Eso es lo que buscamos. La idea es hacerlo sorpresivo, porque si una persona consume esporádicamente si sabe que le harán el control no consume unos días para que no le encuentren en sangre. Pero creo que es un buen procedimiento. Las buenas empresas hacen estos controles, a las personas las mandan a recuperación y tratan de ayudarlos”, agregó.

Sobre cómo funcionaría en el Estado, el diputado indicó: “Cada área tendría que determinar un responsable, hay que remarcar la privacidad, porque no tiene fin punitivo ni de escrache. Yo creo que en la Policía tendría que ser sorpresivo por el tema del manejo de arma. Pero lo hemos planteado anual. El proyecto ingresó ahora, pasará a Salud y después Hacienda”.




Comentarios