Las pericias toxicológicas revelaron que las dos nenas de 12 años abusadas por un ayudante fiscal de Santa Rosa, tenían restos de cocaína y marihuana en su cuerpo, según informaron fuentes del caso. La prueba convalida la historia previa publicada por este diario. Ambas jovencitas habían participado en una ingesta de drogas antes de tener relaciones sexuales con el funcionario fiscal Lucas Fernández, quien por estas horas es trasladado a una cárcel común.

Los adelantos del informe comenzaron a trascender anoche y en las próximas horas se harán oficiales. Una de las nenas, según se supo, estaba con un grado de intoxicación importante producto de la ingesta de cocaína, marihuana y bebidas alcohólicas. Una de las chicas ya fue devuelta a su familia, y la otra está aún en instalaciones de la OAL, el organismo oficial que intervino en el caso.

Las dos nenas de 12 años fueron abusadas por el funcionario fiscal Lucas Fernández, ayudante de la fiscalía de Santa Rosa. En la madrugada del jueves, Fernández "levantó" a las dos nenas en la Plaza Italia, de San Martín, donde estaban con un amigo del que sólo se conoce el nombre de pila "Matías". Los cuatro se dirigieron a la vivienda del auxiliar santarrosino, donde hubo una "fiesta" sexual con las menores. Una situación de abuso espantosa, porque la ley dice claramente que a esa edad (menores de 13 años) no se está en capacidad plena de brindar el consentimiento para una relación sexual. 

Luego, el tal Matías se fue, y Fernández se fue con las dos nenas a El Carrizal, donde una pareja lo vio dentro del auto manteniendo relaciones sexuales con una nena en el asiento trasero, mientras la otra permanecía impávida en el asiento delantero del vehículo.

Las dos nenas fueron bajadas del auto totalmente borrachas. Y Fernández fue detenido. El fiscal Oscar Sívori le imputó abuso sexual con acceso carnal, y lo mandó a la penitenciaría.

El delito que se le imputa a Fernández significa de 6 a 15 años de cárcel, y el hecho de haber drogado a las nenas es un agravante.

Las menores se encontraban en un estado de vulnerabilidad absoluta y debe investigarse si eran explotadas sexualmente por alguien. "Ambas niñas habían sido desfloradas hace tiempo" de acuerdo a los exámenes médicos, confirmó una fuente a Mendoza Post. Un dato que de por sí es verdaderamente espantoso.