Cuando no hay canales de riego, ni agua potable se hace de vital importancia acumular el agua proveniente de las lluvias. Es por eso que desde la comuna de La Paz ​trabajarán en la construcción y limpieza de represas.

Para ello, el municipio dispondrá de personal y maquinarias para acondicionar y ampliar un total de 58 represas​, las que servirán para brindarle un mayor acceso al recurso hídrico, a muchas familias de puesteros y ganaderos

En el medio del secano, donde a ciertas horas el sol parece estar más cerca que en otras partes, se vuelve de vital importancia agrandar los piletones donde se almacena el agua, para darle de beber al ganado y a la comunidad paceña.

La directora de Servicios públicos del municipio de La Paz, Cristina Gómez, contó a Diario Uno, que están trabajando en el desbanque y en la ampliación de 3 o 4 represas nuevas, para que todos los productores puedan contener agua.

"Es un trabajo que normalmente debe realizarse cada tres o cuatro años, pero hacía muchísimo tiempo que no se realizaba", agregó Gómez.

La Paz, Mendoza.

Hasta ahora, solo se han terminado los trabajos en 10 represas del Lechucito, una en El Forzudo y 28 en Arroyito. Y se continúa con cinco más en distintos puestos que se encuentran entre Desaguadero y Arroyito.

"Aún estamos trabajando, porque queremos recuperar la totalidad de las represas", indicó la funcionaria y estimó que las tareas finalizarán en esta semana.

Además, desde la comuna prevén obras en la zona Sur del departamento, donde los pobladores y productores piden que se mejoren los caminos para poder retirar el ganado.

Los piletones se llenan con agua pluvial, luego son drenados por los productores por medio de bombas para distribuirla y utilizarla como agua potable o para el ganado.

"Yo me he criado en la zona, siempre tomando agua de lluvia", resaltó Gómez sobre el uso del recurso hídrico en La Paz.