En la audiencia pública que forma parte del proceso para determinar un aumento en la tarifa de taxis y remises en Mendoza, desde la asociación que nuclea a los propietarios pidieron que el aumento sea del 60%, desde el Gobierno de Mendoza efctuaron la propuesta de un 40%. De aplicarse esta suba, la bajada de bandera llegaría a $67.

Desde los taxistas egrimieron que el sector no escapa a la crisis económica producto de la pandemia y que han debido afrontar los últimos aumentos de combustible y repuestos sin una actualización de los precios.

"Pedimos el 63% según un estudio de los costos de hace 60 días. Desde el EMOP se nos ha garantizado el 43,6%", remarcó Pedro Guerra, presidente de la Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza (Aprotam).

En tanto, Jorge Sandri, presidente de la Asociación Civil de Conductores y Personal de Plataformas Electrónicas (Accoppe), remarcó que "las aplicaciones hacen lo que quieren. Las tarifas son precarias en este contexto y las comisiones son elevadísimas". Uno