Ayer un delincuente ingresó al Barrio Cooperativa Beltrán Norte y fue interceptado por personal de seguridad. Al momento de reducirlo, se produjo un forcejeo que le provocó lesiones al ladrón.

En horas de la tarde el individuo ingresó al complejo privado sin ser advertido, rápidamente vecino del lugar llamaron a los guardias de seguridad y pudieron detenerlo, mientras personal policial llegaba.

Según relató uno de los guardias, el malviviente había robado una manguera de una vivienda y al momento de ser capturado estaba por ingresar al interior de otra. Además, se confirmó que al momento de reducirlo algunos vecinos filmaron el forcejeo y pedían que se detenga la golpiza.

El delincuente quedó a disposición de la policia y se supo que vive en un asentamiento cercano al barrio. Además, los guardias de seguridad aseguran que varias veces lo ven durante el día por la zona vendiendo verdura.