El paso internacional quedó cerrado por tercer día consecutivo debido al mal tiempo. Reclaman que hay mal organización de las autoridades.


El Paso Cristo Redentor continúa cerrado en su tercer día consecutivo debido al mal tiempo en la alta montaña, por lo que más casi mil camiones quedaron varados en el lado argentino en distintos paradores.

Desde Aprocam reclamaron que por la falta de organización entre los organismos, se produjo un atasco que no permitió que más conductores pasaran la frontera.

Desde la asociación de propietarios transportistas remarcaron que al menos unos 3 mil camiones han quedado varados en Mendoza a la espera de que se reabra el túnel y se pueda transitar por la ruta internacional.

Según los cálculos del sector, en el ACI Uspallata se contabilizaron este miércoles uno 600 camiones, playa El Mostro 120, en la EG3 200, en Destilería de Luján 900, además hay camiones parados en Eloy Guerrero y demás estaciones de servicio sobre la ruta 7. Sin embargo, desde la Gendarmería nacional indicaron que la cifra es menor, de unos mil vehículos.

Reclamaron que “el lunes, por la falta de coordinación de Vialidad Nacional en la limpieza del camino, sólo se liberaron unos pocos camiones en Punta de Vacas cuando al menos podríamos haber sacado 500 unidades”, según explicó Carlos Messina, propietario de empresa de transporte internacional.

La cámara transportista apuntó contra el Gobierno de Mendoza al sostener que “se debería exigir que cuando las condiciones lo permitan, el paso funcione en forma expedita, y no se generen acumulaciones de camiones para evitar los focos de contagios; son cientos de camiones detenidos varios días con choferes de todas las nacionalidades por motivos que en muchos casos no son climáticos, sino por la forma en que opera el paso”. El Sol.




Comentarios