Es una de las dos acusadas por el crimen del médico León Burela, y fue beneficada por ser paciente de riesgo del coronavirus.


Mónica Castro, conocida como la “Bruja”, solicitó ante Tribunales, la autorización para salir de su detención domiciliaria para ir al ANSES. Castro es una de las dos acusadas por el crimen del médico León Burela, junto a la ex pareja de la víctima fatal, Elizabeth Ventura, quien es la supuesta autora intelectual del crimen.

El pedido fue rechazo y aunque la imputada recibió una extensión de la prisión domiciliaria por tres meses, el requerimiento sorprendió a las partes.

Es que Castro accedió a la domiciliaria (firmada el 7 de abril por la Justicia), por ser paciente de riesgo del coronavirus. A principio de abril se le dio ese beneficio por ser asmática e hipertensa. Sin embargo, ahora no tuvo en cuenta esas patologías para pedir autorización para salidas esporádicas.

Para la fiscal Ríos, Ventura planeó el asesinato que luego perpetró un sicario. En tanto que Castro intentaba “desviar” la pesquisa con brujería. Cabe recordar que en su detención secuestraron anotaciones contra la magistrada y periodistas.

Su abogada defensora pidió la extensión de la domiciliaria por tiempo indeterminado y, además, requirió autorización para tener salidas de la casa. La fiscal Ríos se opuso a esto y el juez le dio la razón. 




Comentarios